Que las alergias no arruinen la primavera, los consejos de Lentesplus

/COMUNICAE/

Tiempo para disfrutar a la intemperie. Prevenciones para la salud visual en esta época

Atrás quedó el invierno, y con la primavera llegan los días soleados, el florecimiento de la naturaleza y las actividades al aire libre. Y mientras se disfruta del viento fresco y cálido, es normal que aparezcan con él las alergias y molestias propias de la presencia del polen. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa las alergias como la cuarta enfermedad más importante en el mundo, ya que se calcula que afecta a más de 300 millones de personas.

Durante el mes de agosto, todas las regiones del país sufrieron un déficit de precipitaciones, según informó la Dirección Meteorológica. Esta situación, combinada con los días de altas temperaturas y episodios de altos niveles de contaminación, hacen previsible un aumento de cuadros alérgicos durante la primavera, principalmente en la segunda quincena de septiembre.

Las manifestaciones más frecuentes en Chile serían la conjuntivitis alérgica, afectando a los ojos. Sus síntomas se caracterizan por lagrimeo, picor, enrojecimiento, escozor e hinchazón.

Otras consecuencias que los ojos pueden sufrir son el enrojecimiento, ardor o sensibilidad a la luz, síntomas típicos de la alergia ocular, la cual puede agravarse con congestión nasal, estornudos y hasta dolor de cabeza.

Para no permitir que las alergias dañen el placer de disfrutar la primavera, el Dr Felipe Arango, Director Científico de Lentesplus.com, brinda estas recomendaciones para proteger los ojos mientras se aprovecha abiertamente de una de las mejores épocas del año.

Conocer la alergia de cada uno. Identificar qué sustancia es la que provoca las alergias hará más fácil poder contenerla y prevenirla. Evitar el contacto al máximo.

El filtro de aire puede ser un aliado. Limpiar el aire del ambiente es una buena forma de evitar los agentes alergénicos.

Los hábitos de higiene son vitales. No solo el aire se vicia, también el cuerpo y la ropa. Partículas como el polen también llegan desde los ambientes externos. La limpieza eliminará estos residuos disminuyendo la exposición.

Protección con solución multipropósito y gotas. Estos líquidos mantienen la superficie del ojo limpia y pueden mitigar el ardor de la alergia. Para los usuarios de lentes de contacto, deben llevar siempre una solución multipropósito y las gotas.

Uso de gafas oscuras. No solo hacen lucir increíble, sino que protegen los ojos del contacto con partículas alergénicas, y bloquean los molestos rayos de luz que puedan llegar a afectar la visión.

El optómetra tiene la última palabra. Al presentarse alguna molestia en los ojos y ya se tiene una predisposición a las alergias, consultar con el optómetra de confianza es lo mejor. Solo así se recibirá el tratamiento necesario, procurando evitar la auto medicación y seguir las recomendaciones.

La prevención es la mejor manera en la que se puede disfrutar la llegada de la primavera sin que los ojos tengan que sufrir el terror de las alergias.

 

Fuente Comunicae


Source: Comunicae