Reputación digital como estrategia de marca personal

En un mundo tan hiperconectado como en el que vivimos, el tener presencia en internet se hace cada vez más necesario. Sin embargo, mucho más allá de simplemente aparecer entre los primeros lugares del buscador o que el mundo digital sepa quien es esa persona, lo que se busca es que las opiniones o el concepto que tengan los demás resulte positivo.

Así es lo que se conoce como reputación digital, lo que los usuarios piensan o comentan acerca de un determinado tema, en este caso una persona, a través de su marca personal. No siempre pueden ser positivos, aunque es lo ideal, muchas veces pueden tornarse negativos y allí es cuando las cosas pueden complicarse un poco.

El hecho de hacer presencia en internet a nivel de marca personal puede ayudar mucho a que una persona crezca desde el punto de vista comercial o empresarial, considerando que una buena reputación digital puede dar paso a muchas más oportunidades ya sea desde el punto de vista laboral o de los negocios.

 Es cierto que no siempre las opiniones de los demás sobre una persona pueden ser siempre positivas, teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos las cosas negativas, en este caso los comentarios, son los que más se comparten y se viralizan en cuestión de segundos.

Desde el punto de vista de branding o marca personal, cualquier cosa que las personas compartan en internet, ya sea desde un comentario hasta un video puede contribuir directamente a cambiar la imagen que los demás tengan en torno a ella.

Por ello muchas veces antes de realizar cualquier nueva publicación hay que plantearse que tanto puede afectar la imagen propia y por ende la reputación digital; no se trata simplemente de compartir y hacer presencia por ser visto, la idea es causar una buena impresión entre el público que al final es quien tiene el poder de que una persona crezca o por el contrario se hunda en el mundo digital.

La marca personal tiene que ir enfocada en lo que queremos que los demás vean y sepan acerca de nosotros, de modo que les pueda causar un impacto, especialmente positivo y que esto ayude a que la persona o el profesional pueda crecer y desarrollarse en su medio de trabajo.

La marca personal es eso que cada vez con mayor frecuencia aplican los llamados influencer, que se deben a su público y siempre, cualquier contenido que compartan, está dirigido a su agrado y familiarización. Si bien es cierto que no puede agradarle a todo el mundo, la idea es que la mayoría de opiniones o comentarios sean positivos.