Reputación digital en google imágenes

Cada vez más las personas recurren a internet cuando quieren saber de la reputación de una marca, producto o servicio que les resulte nuevo. De acuerdo a lo que el buscador, en este caso Google les muestre, pueden tener fundamentos para tomar una decisión que no siempre termina siendo positiva.

A pesar de que este tipo de opiniones que encuentran son de personas completamente desconocidas para los usuarios que buscan la información, la realidad es que cada vez más estas toman mucha más credibilidad que si de un conocido se tratara, pues básicamente hablan desde la experiencia.

En este sentido, Google se posiciona como el buscador más utilizado en el mundo cuando se quiere buscar una información, salvo en algunos países donde existen algunas restricciones, pero esto es otro tema muy distinto. Ahora bien, prácticamente en internet nada puede quedar oculto por mucho tiempo, por más de que muchas veces se quiera. Teniendo en cuenta que todo deja una especie de rastro, hay que saber qué imagen es la que los demás ven de la marca o producto que se quiera promocionar cuando escriben su nombre en la web.

Hay que saber que dicen los demás para poder mantener una reputación digital que sea positiva, muchas veces está relacionada directamente con el servicio al cliente que se brinde al usuario o comprador. Un caso vivo de esto son las imágenes de Google, al buscar el nombre de una determinada marca o empresa, el gigante de internet da varias opciones como todos sabemos, empezando por todo tipo de contenido y después un poco más desglosadas como imágenes, noticias, videos, entre otros.

Al hablar de imágenes el universo de opciones es sumamente amplio, allí se pueden ver desde las propias fotos subidas por algún usuario desde su cuenta twitter, hasta por supuesto las propias de un sitio web, depende de lo llamativas que sean el nuevo o futuro cliente se ubicará en ella y de inmediato visitará la página desde donde proviene para saber más al respecto.

Es muy importante administrar la información que los usuarios tienen disponibles para ver a través del buscador, se hace directamente con Google y sus políticas de administración o eliminación de contenido, según sea el caso.

Igual de importante es revisar las imágenes, sobre todo las que están relacionadas con contenido negativo que puede afectar la reputación digital, tratando de solucionar los conflictos e inconvenientes que llevaron a esa persona a publicarla; siempre considerando que una imagen vale más que mil palabras y en internet esto tiene cada vez mayor peso.