COLOMBIA (AndeanWire, 03 de Abril de 2014) Toda empresa u organización con más de diez vehículos deberá ceñirse a la norma modificada por el Decreto 2851 de 2013.A partir de mitad de año, cuando el Ministerio de Transporte entregue los lineamientos básicos para la aplicación de la Ley 1503 de 2011 –reglamentada por el Decreto 2851 de 2013–, las compañías u organizaciones con más de diez vehículos en uso, tendrán un año para diseñar un plan estratégico de seguridad vial que permita la disminución de hechos de tránsito que le cuestan al país cerca de un punto del PIB cada año.

Estas son algunas reflexiones del Foro ¿Por qué gestionar la seguridad vial en las empresas?, organizado por el proyecto Planes Empresariales de Movilidad Sostenible –PEMS- (de la Gerencia seccional Bogotá de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), la Fundación Chevrolet y la Universidad de los Andes), y patrocinado por Seguros Bolívar.

“La realización de este tipo de eventos es fundamental para promover la adopción de hábitos adecuados de comportamiento vial, puesto que, según cifras de Medicina Legal para 2012, se presentaron 6.152 muertos y 99.440 heridos por hechos de tránsito, donde 46% de las víctimas se desplazaba en moto y 30% en calidad de peatones. Tenemos un largo camino de concientización y compromiso público-privado para mejorar estos indicadores, que superan con creces los relacionados a la seguridad vial”, manifestó Hernán Darío Alzate, asesor del Ministerio de Transporte en la materia.

Con este fin se promulgó la Ley 1503 de 2011 (por la cual se promueve la formación de hábitos, comportamientos y conductas seguras en la vía y se dictan otras disposiciones) y su posterior modificación, orientada a crear herramientas que permitan disminuir estas cifras de manera considerable a través de un impacto en los indicadores de fatiga laboral, movilidad sostenible, mantenimiento, capacitación y generación de Indicadores de Operación, sumado a la planeación de rutas, programaciones de trabajo, entre otros.

“Algunas de las medidas que pueden implementar las empresas son esquemas de remuneración y beneficios laborales que promuevan la capacitación y prevención para mejorar las cifras en las vías”, explicó Nathaly Torregroza, especialista en seguridad vial, quien estuvo de acuerdo en la importancia de la corresponsabilidad frente a los compromisos para lograr resultados contundentes.

Según se discutió en el panel central del Foro, la aplicación de estas normas ayudará a las empresas, en el mediano y largo plazo, a reducir costos de siniestralidad, costos operativos, pagos de pólizas, ausentismo laboral, reputación corporativa, entre otros indicadores.

¿Qué medidas pueden ayudar a las empresas y organizaciones para ir avanzando?

De acuerdo con Ricardo Torres, facilitador nacional de Productividad de Servientrega, la aplicación tecnológica en el control de los vehículos permite regular de manera estricta y específica los desplazamientos, garantizando resultados, y permitiendo diagnosticar y establecer tendencias hacia el futuro.

Por su parte, Andrea Carreño, coordinadora de Sostenibilidad Corporativa de Seguros Bolívar, considera que estas medidas deben ser extensivas para ser aplicadas en la vida personal, más allá de los vínculos corporativos , creando una conciencia comportamental que se aplique en las vías de manera permanente.

A su turno, Juliana Rico, directora de la Cámara Automotriz de la ANDI, afirmó que la implementación de este plan hará de las empresas y del país mismo un escenario de mayor competitividad, con estándares y prácticas de talla mundial.

Finalmente, se discutieron los beneficios que se generarán en términos ambientales, pues tanto la Ley como su Decreto reglamentario promueven la renovación del parque automotor, y un uso compartido, responsable y de alta eficiencia.