Cifra de estudiantes de postgrado extranjeros en Chile se duplica en solo cinco años

CHILE (AndeanWire, 11 de Febrero de 2016) Cerca de 6.700 estudiantes internacionales eligieron a Chile para cursar un postgrado durante el 2014, demanda que refuerza la apuesta del país por transformarse en un polo para el desarrollo de programas de doctorado y magister en Latinoamérica.

 

 Chile se está transformando en un destino atractivo para extranjeros en busca de especialización y desarrollo académico, en especial para estudiantes de países vecinos, para quienes la posibilidad de agregar un programa de postgrado chileno a sus currículums se ve como una alternativa cada vez más tentadora.

Con cerca de 1.800 programas de postgrado –un 86% de ellos correspondiente a magísteres-, Chile se está posicionando como un actor de relevancia en el competitivo mercado educacional mundial. Según números del Mineduc, solo en cinco años se registró un crecimiento cercano al 170% en el número de estudiantes de postgrado extranjeros en el país, pasando de 2.472 estudiantes en el año 2010 a más de 6.700 durante 2014.

De acuerdo a cifras dadas a conocer por Learn Chile, marca sectorial para la internacionalización de la educación superior en Chile, cerca del 90% de estos estudiantes proviene de Latinoamérica, siendo Colombia, Perú y Ecuador los principales países de origen de estos profesionales.

La marca, formada por 23 instituciones de educación superior chilenas y apoyada por ProChile, desarrolla desde el año 2013 distintas estrategias para la atracción de estudiantes internacionales, focalizando sus esfuerzos en la promoción del país como destino educacional en mercados como Europa, Estados Unidos, China y Brasil, con foco en los programas de intercambio y corta duración. A partir de 2016, se suma la promoción en Latinoamérica como otro mercado prioritario, con el claro objetivo de transformar a Chile en un polo para el desarrollo académico de postgrado.

Marcos Avilez, director de Learn Chile, señala la importancia de la asociatividad en las estrategias de captación de estudiantes internacionales. Destacando la importancia de la internacionalización de la educación superior para el desarrollo del país, Avilez señala que “a través de cooperación entre las casas de estudio asociadas a la marca hemos podido potenciar el ámbito educacional de nuestra imagen país en importantes mercados de interés, dando a conocer las variadas ventajas de estudiar en Chile, a la vez que fortalecemos nuestras relaciones a nivel académico con el mundo”.

En la misma línea, la jefa del programa Marcas Sectoriales de ProChile, Claudia Moreno, sostiene que “estos resultados no hacen más que confirmar que el trabajo que estamos realizando va por el camino correcto. Se trata de un sector al que en ProChile comenzamos a apoyar con fuerza desde 2007 y que se fortaleció hace casi tres años con la creación de la marca sectorial Learn Chile. Creemos que este esfuerzo conjunto con las instituciones de educación superior ha rendido sus frutos, puesto que nos hemos preocupado de mostrar en distintas instancias internacionales los atributos que hacen de Chile un país seguro, confiable y con una destacada oferta académica. Nuestro desafío hoy es aún mayor y esperamos que nuevos estudiantes de América Latina y el resto de los mercados prioritarios sigan consolidando a Chile como un destino para su formación profesional”.

Mediante un extenso estudio desarrollado por la consultora Lado Humano, que consideró focus group con extranjeros en las principales ciudades del país, encuestas a un centenar de estudiantes latinos en Chile y entrevistas a representantes del CRUCH, CONICYT, y direcciones de relaciones internacionales y postgrado de universidades, las 23 instituciones asociadas a la marca sectorial pudieron identificar los principales indicadores que permitirán el desarrollo de una mejor estrategia para la atracción de capital humano especializado de países latinoamericanos.

Ventajas comparativas de Chile

Según el estudio realizado entre septiembre de 2015 y enero de 2016, los principales atributos que atraen a los estudiantes latinoamericanos se relacionan con la imagen país de Chile – atractivos turísticos, seguridad, estabilidad política y económica-, el idioma español y el prestigio y calidad universitaria.

Chile ocupa la posición 35 a nivel mundial en la percepción internacional de imagen país, de acuerdo al ranking Nation Brands Index, y se ubica en la cuarta posición en Latinoamérica, siendo superado por Brasil, Argentina y México. El país ha ido mejorando progresivamente, encontrándose en el tercer puesto junto con México en el indicador correspondiente a “buen destino para estudiar”.

Adicionalmente, más del 70% de los estudiantes encuestados señaló contar con una beca. Junto con el financiamiento que ofrecen algunas universidades chilenas y las becas que obtienen en sus países de origen, en Chile existen dos organismos estatales que entregan financiamiento para estudios de postgrado de alumnos latinoamericanos: la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) y CONICYT.

Internacionalización en las aulas

El esfuerzo por atraer alumnos extranjeros a las aulas chilenas es valorado también por los estudiantes y académicos locales, para quienes su presencia genera un espacio de crecimiento para el aula, pues se transforman en un espejo a través del que se compara y complementa la realidad chilena, generando un espacio de encuentro y una mirada más amplia de los contenidos.

En el caso de los programas de postgrado, la participación de extranjeros en el aula es aún más evidente. Mientras que en las carreras de pregrado el 1% de los matriculados el 2014 fueron extranjeros, en el posgrado esta proporción aumenta al 14,4%, siendo aún mayor en los programas de doctorado donde hay un extranjero por cada cinco alumnos, según cifras de Learn Chile.

FUENTE: CHILE-PROCHILE